Llamando a Rudolf

Da lo mismo si a tu casa viene Papá Noel, le dais la paliza al Caga Tió, si esperáis a los Reyes Magos o al Olentzero… tal vez te sorprendan los cuatro! Sea como sea, ¡no te resistas a nuestro Rudolf! Pon un reno en tu vida, o en tu puerta.

Necesitarás esto y nada más:

reno1

 

Encolamos la bola grande de porexpan, la envolvemos con el retal, y le insertamos la bola pequeña pintada de rojo.

reno2

Encola los cuernos, pega botones para los ojos. Con la pintura de pizarra puedes darle el toque final al soporte de tronco para escribir un mensajito.

renofinal

¡ho, ho, ho! ¡Hola, Rudolf!

¿Quién traerá los regalos este año a tu casa?

Información Adicional