Hummus y pan árabe

Hummus, con pan árabe!!

hummus 2

¡¡Rápido y fácil!!! Sí, hasta ahora estas palabras creo que las he utilizado bastante.
No sé si esto es bueno, o malo... :/
En cualquier caso, este hummus os va a encantar.

Si nunca lo habéis probado, os lo recomiendo. Si os gusta, pero lo compráis hecho, más todavía.
Este sencillo plato de oriente medio es una auténtica delicia.
Os animo.

* Ingredientes para el hummus:
-bote de garbanzos cocidos 400 gr, lavados y escurridos
-3 cucharadas de tahini (pasta de sésamo)
-zumo de medio limón
-4 cucharadas de aceite de oliva, algo más para cocinarlo
-1 ajo
-1cucharita de comino en polvo
-sal y pimienta, al gusto
-pimentón dulce, para decorar

Elaboración:
Tritura todos los ingredientes juntos; en función de la textura que quieras para tu hummus, puedes hacerlo manual (con un tenedor), con un robot o batidora de cocina.
Personalmente, prefiero un textura fina.
Sírvelo con pimentón espolvoreado y un chorrito de aceite.
El tahini es un puré de sésamo; podrás encontrarlo en tiendas especializadas, en herbolisterías, e incluso en algunos supermercados.

tahini

Pan árabe:
Si eres de los que hacer pan te parece algo súper complicado, que lleva un proceso larguíiiiiiiiiiísimo y que dejas la cocina hecha unos zorros... ¡¡estás equivocado!!
Esta vez no voy a usar la palabra fácil, pero os prometo que ni de broma es complicado!!!
Si quieres sorprender a tus invitados y, de paso, a ti mism@, te propongo este pan, que no necesita horno, para adentrarte en el "maravilloso mundo de las masas".

* Ingredientes:
-500 gr de harina de harina de fuerza
-25gr de levadura fresca
-una cucharadita de azúcar
-un poquito de aceite de oliva
-una cucharadita de sal
-agua tibia (nunca caliente)
-sémola de trigo(opcional)

Elaboración:
En primer lugar, prepararemos el fermento. En un bol pequeñito, pon el agua tibia, 1/2 vaso, e introduce la levadura desecha y la cucharadita de azúcar; remueve un poquito y deja que fermente en un lugar templado. En unos diez minutos la mezcla tendrá burbujitas, está lista para utilizar.
A continuación, en un bol grande prepara la harina con un agujero en medio, como si fuera el cráter de un volcán; vuelca el fermento en el agujero, añade la sal por los laterales del bol (cuanto menos contacto directo tenga la sal con la levadura, mejor).
Con las manos, vamos mezclando la harina y el fermento y, poco a poco, le añadiremos el agua tibia sin dejar de amasar. Te recomiendo que la prepares en una jarrita, para poder ir echando agua cada vez que lo necesites.
Este punto es muy, muy importante, el más delicado de la elaboración.
La masa tiene que quedar firme, elástica y no pegajosa, así que, siempre que añadas un chorrito de agua, amasa hasta encontrar el punto perfecto.
Cuando tengas esta masa lista, forma una bola e introdúcela en un bol bien untado en aceite; añade un chorrito más de aceite sobre la masa y frota cuidadosamente a su alrededor.
Cúbrelo con un paño limpio o con film.
Llegó el momento del levado; la masa tardará una hora aproximadamente en doblar su volumen, para lo que necesita un lugar cálido; unos 25 grados es la temperatura ideal. Puedes dejarla cerca de una fuente de calor.

Cuando la masa haya doblado su volumen, vuélcala sobre la mesa de trabajo, bien limpia y enharinada. Amasa por un tiempo de unos diez minutos, estirando y recogiendo la masa. La masa ahora está más pegajosa. Es normal, verás que a medida que amasas coge consistencia de nuevo.

amasado pan 2

A continuación, haz bolitas del mismo tamaño. Se dejarán levar por un tiempo de 10 minutos.

pan rabe 2
Extendemos las bolitas con ayuda de un rodillo, calentamos una sartén antiadherente y le ponemos un chorrito de aceite. Retiraremos el exceso con una servilleta de papel.
Ahora, si queremos, podemos poner un poco de sémola de trigo en ambos lados del pan.
Y ya solo falta cocinar, a fuego medio-bajo, el pan. ½ minuto por cada cara suficiente.
Tapa el pan con un paño limpio de algodón, mientras acabas del cocinar el resto.

¡A disfrutar!

hummus

pan rabe

Información Adicional